Reg. Sanitario Nº C-15-002129

Medicina Tradicional China

Principales técnicas terapéuticas

Acupuntura

Técnica basada en la inserción de agujas finísimas en determinados puntos sobre la superficie cutánea. Estos puntos reciben el nombre de puntos acupunturales y son altamente energéticos, están situados a lo largo del recorrido de los meridianos, canales por los que circula la energía del organismo denominada Qi. Mediante la inserción de agujas se debe conseguir estimular la energía del punto.

Fitoterapia China

Esta técnica se basa en el uso de las plantas medicinales para el tratamiento de determinadas alteraciones fisiológicas y en el tratamiento de estados patológicos. Estas plantas medicinales se utilizan con las mismas premisas que en la medicina china, se debe tener en cuenta la Teoría del Yin y el Yang, la Teoría de los Cinco Elementos, el diagnóstico previo y finalmente la aplicación del principio terapéutico según la diferencia de síndromes.

Moxibustión

Esta técnica también se denomina acupuntural, ya que es frecuente combinarla con la acupuntura en los mismos puntos energéticos. El objetivo de la moxibustión es la aplicación de calor en los puntos acupunturales.

Tanto en la acupuntura como en la moxibustión es preciso destacar la figura de un reconocido médico de la época de la dinastía Han, Hua Tuo, como padre de estas dos disciplinas y uno de los pioneros en la utilización de la acupuntura con fines anestésicos.

Auriculoterapia

Es una técnica acupuntural basada en la inserción de agujas en el pabellón auricular, donde quedan representados todos los órganos fisiológicos del organismo. Todos los puntos auriculares pueden estimularse también con semillas, bolitas y chinchetas.

Historia de la medicina china

La Medicina China, medicina ancestral originaria de la antigua China, ha perdurado y ha evolucionado a lo largo de la historia. Durante la segunda mitad del S. XX, esta terapia ha ido introduciéndose en los países occidentales y ha obtenido una gran aceptación entre los usuarios de estos países que han encontrado en ella una medicina diferente, nada agresiva y muy preventiva, mediante la cual se obtienen resultados eficaces y rápidamente.

La medicina china es una medicina holística, ya que entiende que no existen enfermedades sino enfermos, tiene en consideración no solo lo que sucede en el órgano, sino también lo que sucede en todo el organismo, la manera de manifestarse, como responde a las influencias externas y a los estímulos del entorno.

Los pilares básicos de la medicina china son la Teoría del Yin y el Yang y la Teoría de los Cinco Elementos. Los principios y las premisas de la medicina china se extraen directamente de la filosofía tradicional taoísta, la escuela del pensamiento más antigua y singular de China. La mayor premisa de la teoría medicinal china es que toda forma de vida del universo es animada gracias a una energía vital denominada “Qi”.

El “Qi”, sustancia fundamental del organismo y del universo, impregna y penetra la totalidad del cosmos.

La digestión, por ejemplo, extrae “Qi” de la comida y la bebida y lo transporta por todo el organismo, la respiración extrae “Qi” del aire en los pulmones. Cuando estas dos formas de Qi se reúnen en la sangre, el Qi circula como energía vital por los meridianos o canales energéticos.